madrid

Amantes

Un amor tierno

Un amor censillo

Amor que oculto tras la mañana,

Se esconde sin más,

Amantes condenados a la eternidad,

Amantes que suelen sufrir,

Amantes que no pueden seguir.

 

Condeno mi alma a una triste agonía,

Y sacrifico mis venas por esta triste herida,

Torturo mi mente, torturo mi amor,

Torturo mi corazón, bajo la terrible pasión,

Pues no puedo vivir con esto,

Con esto que hace sentir el dolor y el sufrimiento

Del calvario que se me otorgó.

 

 

Amantes, solo eso, solo amantes,

Más no, nunca más que eso,

Por que el ser amantes,

Es el sentir que podemos estar juntos,

Que podemos vernos y murar del insulto.

Amantes, es más que vivir en mentira,

Es el sentir que la vida, te otorga un sentido nuevo,

Un sentido oculto, un sentido que compartes solo con ella.

 

Amantes, es eso lo que me rodea,

Es eso lo que existe,

Es eso lo que me atormenta,

….Pero claro, seguimos siendo amantes.

 

Que dura es la vida

Después de una despedida,

Que duro es decir hasta luego,

Con la vos quebrada, con la vos temblorosa

Por no decir adiós.

 

Pregunto al cielo, y digo con anhelo:

¿Me ocultas algo? ¿Que me ocultas destino?

Déjame saber la verdad, déjame por lo menos

Perdonar a mi persona,

Por que seguimos siendo amantes...

 

Marco Antonio Madrid Martinez

Comentarios2

  • Jose de amercal

    exelente poema te felicito
    jose

  • Natalicia

    Me gustó mucho; buen poema, lleno de sentimiento y realidad. Resulta ser cierto que la mejor forma en que sabemos dar amor es cuando lo oculto y lo prohibido le hace cada día mas grande.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.