Juan Camilo Osma

El viento

El viento, pobre viejo, suspira
Cansado de su eterno baile
La condena interna de la vida.

Mucho le ha bailado a los alpes, 
Millares de años le ha cantado al mar.

Ha visto morir los árboles
Y al paso efímero de cada animal.

Lloró la sangre de los nobles
Y la mancha negra de la humanidad.

Pobre viento, ¡Tan solo está!
Aún no encuentra amante
Quien lo siga en la eternidad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.