Eugenio Sánchez

DULCE CANCHA

 

CANCHA

Dulce cancha que nutres mis tendones

que en tu último adiós   coqueta danzas  

en el ancestral tiesto  de barro

sobre las ascuas de un fogón perpetuo.

 

Dulce cancha de milenaria historia,

sustento del peón y el caminante

ansiado pan, maná bendito,

mágico fermento de de la tierra fértil.

 

Dulce cancha encantadora,

hermana del trigo y la pelona

que  luces  orgullosa  en el  mantel de fiambre

como reina y señora.

 

 Dulce cancha,  hoy que voy por esta senda gris

con el lomo cansado, con  la piel arrugada,

con el cabello cano y la ojota herida,

como te extraño dulce cancha.

 

Dulce cancha,  aún te siento en mis bolsillos

y tu sabor llega a mis hambrientos labios

como cuando niño allá en la cordillera,

 y te evoco   en mi silencio y en mis versos

 

José Eugenio Sánchez Bacilio (Perú)

Comentarios2

  • alicia perez hernandez

    En ocasiones solo cambian de nombre los platillos, gustos o costumbres. mi mamá le llamaba esquite y le encantaba comerlo. era maíz tostado. saludos y abrazos

  • María Isiszkt

    Ah no sabia que se llamaba así, que bueno es el maiz( o cancha )
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.