Julio Noel

Sus amargas penas el liróforo cantaba

Sus amargas penas el liróforo cantaba

a la aromática aura del florido arrayán,

volaban inmersas en delicadas fragancias

de odoríferas rosas y de flor de azahar.

Sus lastimeros suspiros el aire besaban

como las hojas acaricia el viento al pasar,

en pos de sí una luminosa estela dejaban

que resplandecía como una estrella fugaz;

su larga cola era de rubíes y esmeraldas,

era de aromas de azucena e hilos de azar,

era de dulces sueños tejidos en el céfiro,

era el amor que ardía en las olas del mar;

su larga cabellera era el alma del poeta

que en la noche eterna no dejaba de vagar.

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Seduceb y conmueven, esas sensaciones, que el poeta ,en su tristeza...desgrana en versos....
    Muy bello Noel.-
    Un cariñoso saludo.-

    • Julio Noel

      Muchas gracias, Ana Maria.
      Un cariñoso saludo también.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.