Alma de Piedra

Reminiscencias...



Eres polvo candente que abrasa mis sueños;

barro concupiscente que sabe a dolor. 

Eres tierra sabia y busco manantiales tibios en tu cuerpo refrescante,

y el brillo de esmeraldas y diamantes en el abismo profundo de tus ojos.

Ven así, y como te sueño. Cúbreme.

Y como el mar, haz olas que me enseñen el camino hacia tus fuentes saladas,

y desfallece luego en mis brazos,

jadeante, refulgente como aquella noche fría

tan llena de vino y estrellas fugaces...

...fugaz es...

                                              ...aquella única noche.

                                                             ...aquella noche  única...

Comentarios1

  • Marcos Reyes Fuentes

    Muy hermosa inspiraciĆ³n, un placer pasar por aquĆ­. Saludos.

    • Alma de Piedra

      Mil gracias por tus palabras Marcos...siempre tan amable.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.