RICARDO ALVAREZ

BIENESTAR DEL SILENCIO



 

 

 

Bajo una luna color ceniciento

a cuya oscuridad el mar se eriza

gira el blanco satélite en extensión antípoda

y aparece un sol de fuego

en el celeste y cóncavo cielo.

 

El tiempo sin desmesura trae sales del viento,

no quiero atrasar mi paso con duda

ni soltar lagrimas de lamento anticipado

porque aun su boca forzada respira.

 

En la briza matinal luce fresca  y lozana,

ella estableció en las nubes del firmamento

el amueblado de mi sonrisa,

cálida templanza del astro

incorporó en la vivencia de sus membranas

el bienestar comunicativo del silencio.

 

Yo la veo incorporarse con la cualidad frondosa del pasto,

en  verdes jardines de tulipas,

y cuando rompe las fronteras mudas

entra en actitud rozagante a mis telillas de atabal

y le ofrendo la palabra amorosa de firme cimiento.

 

 

 

 

De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS-  Publicado en julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU

Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.´



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.