Soncafe

ANDANZA.

Mis aventureros pies, aquellos que no pueden

pisar el final de mi sombra en las alargadas tardes,

los que por costumbre lavo

en la rutina del baño,

de pronto se vuelven susceptibles y amargos,

intransitables quizá,

sosteniendo mis huesos

como bases consonantemente móviles,

resistiendo la compresión de mi cuerpo

gravitando en su estructura.

 

Son mis pies, los que en su escasa agilidad

de bronce altamente primitivo

me llevan a los rincones y a las panaderías;

los que en su andar

se fueron volviendo distantes

y perdieron sus juegos infantiles

para buscar el mundo,

midiendo los espacios de otros suelos,

entre el sur y el istmo,

donde vi vidas distintas,

tan originarias como sus hirsutos cabellos,

olvidados del mundo,

con su idioma y su tristeza,

con su selva solitaria,

donde el rito de la muerte

esparce flechas de un silencio ancestral.

 

Mis pies,  que obedecen al acimut de mi cerebro,

recorren las dormidas callejuelas

de un pueblo del sur;

mis extraños pies,

tan profundamente extranjeros como mi vida,

tan peregrinos y osados,

se vuelven cansados,

como las viejas parejas

que perdieron la aventura de sus besos,

y se quedan juntos,

huyéndole a la soledad casi terrible

que les deja un recuerdo en el cuerpo

y una cicatriz en la memoria.

 

Las extremidades de mi cuerpo

imbuyen mi existencia en una calle que no existe,

que se llena de rostros de papel,

como una vida desierta

que deja solo huellas vestidas de segundos

y siente que se muere

entre la escorrentía y el asfalto

que recogen el mantillo de su sombra

al final de la tarde.

Comentarios7

  • anbel

    Un gusto leerte siempre. Íntimo y profundo. Un abrazo.

    • Soncafe

      Mi querida Anbel. Complacido profundamente por la gentileza de tus palabras.

      Abrazos

    • Dulce

      Bellísimo poema Soncafe, somos tan inconscientes al movernos que no bendecimos el cuerpo, me encantó, abrazo

      • Soncafe

        Así es mi Dulce amiga. Los pies son como el alma, en ellos sentimos el cansancio del día a día y qué buena tu observación al decir que somos inconscientes al no bendecir nuestro cuerpo, por el maravilloso hecho de estar en buena salud.

        Abrazos, amiga

      • Nelva Suarez

        Recorremos caminos y
        detenemos nuestras
        pisadas aferradas a un destino.
        Buenos versos. En saludos!

        • Soncafe

          Aferrados a un destino caminamos,
          deteniendo nuestro andar
          en esta tierra que amamos.

          Un verdadero honor recibir la bella gentileza de tus palabras.
          Agradecido profundamente de tu bondad, tu espacio y tu tiempo.

          Recibe un afectuoso saludo de este tu servidor

        • Sami Sanz 🌷

          Interesante recorrido.
          Caminé contigo mientras leía tus letras y no me viste querido hermanito Soncafe.

          Buuuuuuuuuu.

          Abrazote.

          Sami.

          • Soncafe

            No te vi, porque me encandiló tanta nobleza y belleza junta cuando pasaste a mi lado mi querida hermanita Sami y no supe que eras tú.

            Agradecido siempre de tus bellas y nobles palabras.

            Dios bendiga tu vida.

            Abrazos

          • alicia perez hernandez

            A VECES DE LAS ANDANZAS
            LO ÚNICO QUE QUEDA SON LA SOMBRA DONDE TESTIGO ES LA CALLE QUE AHOGA LOS PASOS
            COMO DE UN EXTRANJERO TAN CANSADOS COMO LAS PAREJAS QUE YA NO SE EXTRAÑAN.
            SIEMPRE DISFRUTO PASAR POR TUS LETRAS. SALUDOS POETA

            • Soncafe

              Siempre hay algo nuevo que descubrir cuando leo tus comentarios mi apreciada poetisa Alicia.
              Hay mucha belleza en tus palabras. Me gustó la expresión "COMO LAS PAREJAS QUE YA NO SE EXTRAÑAN"

              Agradecido de tu tiempo y tu espacio en este espacio mi apreciada poetisa

            • María Isis

              Nos sujetan a la tierra, nos traen y nos llevan, y no calibramos en lo importantes que son para nuestro cuerpo.
              Gracias querido poeta.
              Un abrazo

              • Soncafe

                Son la locomoción de nuestras vidas mi gran amiga María
                y al sentirlos cansados pareciera que el alma se cansara con ellos.

                Gracias a ti por tus siempre nobles palabras, amiga.

                Un abrazo

              • Violeta

                Guao captas a tus lectores definitivamente bien expresado que mas se puede decir de esos acompañante eternos Soncafe , gracias por compartir . saluditos

                • Soncafe

                  Mi querida Violeta, a veces no le damos la importancia que merecen las cosas que tenemos en la vida, como nuestros pies y le dedicamos tanto honor a nuestro corazón que muchas veces nos traiciona. Linda frase la de "acompañantes eternos"

                  Gracias por tus gentiles palabras Mi querida Paisana



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.