II Nehemias Cutire

Mamá

Mamá es el amor más grande, sincero y delicado que nunca se marchita,

porque nunca se olvida, porque es el único verdadero y divino,

y hoy junto al viento que corre silbando entre las peñas,

Me traen tu recuerdo de antaño, aun joven…

 

Mi ángel guardián sigues caminando por la vida como tal,

Desde que tengo memoria mis ojos no dejan de brillar,

Cada vez que escucho tu voz en casa,

Mi mamá, hermoso regalo de Dios.

 

Mamá, Suave como la rosa, en medio de un bello jardín de flores,

Fuerte como las peñas más altas donde el eco del mundo se detiene,

Algunos la señalan de rebelde y necia, quizá esto se debe a que,

Jamás retrocederá ante la injusticia, hipocresía, idolatría y prepotencia.

 

Basta con tan solo conocerla para comprender el amor y la lucha,

Porque en sus venas corre sangre forjadora de poetas y guerreros,

Ella no se ha cansado de generar inspiración.

¡Mamá, mi canción alegre, Dios te bendiga!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.