Ayekan

Cigarrillos de luciérnagas sin luna.

El cigarrillo

La ansiedad

¿Qué me hace el cigarrillo?

¿Qué me hace la ansiedad?

 

Tengo en mi cuerpo un cansancio

unas ganas desvanecidas.

 

Un día me siento esfervecer

como si mi cuerpo me contuviera

Como si mi cuerpo no respondiera.

Con tanta energía,

con tantos pensamientos

que parecen infinitos

que no sé dónde me llevan

son tantos y yo no sigo a ninguno,

por miedo al desastre,

por miedo al infierno.

De mí tengo miedo.

De mí.

 

Otros días en que me estanco.

Soy un charco de agua sucia,

vuelan moscas sobre mí,

tengo el agua en barro,

en laguna sucia,

en mancha de aceite.

 

Soy luciérnaga en la noche

destello sólo por instantes

Noche es vida

vida negra

negra oscura

oscura vida.

Brillo un poco y luego noche

Somos noche en éstos días.

 

Voy cantando a contrapelo

como niña sin consuelo

Viendo charcos

Rocas

Quebradas

Quebrantos.

Salgo en busca de ese anhelo

traigo noches de sin sueños

largas noches en desvelo

que me carcomen por dentro

que me arden como el hierro

 

Siento el mundo muy pesado

soy un barco que se hunde en el océano

Me arrastran olas y sirenas

llevan mi cuerpo dormido

Al vaivén de las caracolas.

 

De pronto muero al sinsentido

de  ti y de mi

de mis días sin cigarras

de mis noches sin luciérnagas

de mis sueños olvidados

arrebatados

esfumados

fumados.

 

Pienso en todo lo que fuiste

y de cómo te perdiste vagando en mis rincones

limpiando tumbas arañadas

esculpiendo nombres en la hierba

trayendo vida hacia mis flores.

 

Tengo el alma en un gatillo

me libera el cigarrillo

Fumo un poco y me olvido

fumo otro y me pierdo

enciendo otro y no entiendo

¿Cómo lleno el hueco eterno?

 

Eres niño

frágil, tierno

verano que sabe de inviernos

otoño que llega tardío

 

Yo soy noche de sin lunas

sólo nubes transeúntes

estrellas empobrecidas

cielos mezquinos

árboles sin viento

 

Soy la luna y su cigarro

soy comida sin hambre

soy semilla entre las rocas

soy luciérnaga sin noche

soy cansancio en el reproche

 

Tengo  hambre de veranos

hastío de inviernos

nostalgia de otoños

sed de primavera.

 

Y me preguntas niño

¿Para qué otro cigarrillo?

Para noches sin luna

Para luciérnagas sin brillo

Para guitarras sin cigarras

Para noches como ésta,

que amanecen sin luz en mis bolsillos.

Comentarios3

  • RIMUZ

    , buen poema hermosos sentimientos sólo que creo que se pasó un poquito más allá del climax tal vez Debería ser un poco más corto

    • Ayekan

      Gracias!! Lo tendré en cuenta ;)
      Saludos!!

      • RIMUZ

        😊😊

      • azulblue

        Muy ingenioso desde el título

      • Ayekan

        Muchas gracias! Qué bueno que lo comentaras. Saludos!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.