Jesús Oscar Ugalde

Soñar (dormir)

Es un orbe que proyecta magia lúcida,

tan agudo como acantilado,

abstraídas las anécdotas,

hasta los recuerdos de otros orbes.

 

Lo llaman sueño, lo llaman así,

es mucho más:

la polea que tira sola de sí,

la cascada de oro derretido,

tiempos reunidos en un sitio,

de tierras nuevas e intrincadas,

donde las infancias resucitan,

apócrifo ese mundo.

 

Se reúnen, bajo su amparo, los místicos magos,

discuten misterios sin palabras,

emiten la pronunciación de un veredicto.

A veces seductor, atrayente

otras tantas reluce de misterio.

 

Nocturno, es un personal ideal efímero,

muere al llamado del amanecer esclavo

¡Se va, se va!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.