David Pech

Heroína

Al calor de la aguja
Me inyecto alegría
Para saciar mis penas
Que agobian mi sequía.

Trato de ser feliz
Pero no puedo conseguirlo
Por eso me ensueño con desliz
De aquella mezcla de vidrio.

Angustiante realidad
Que está atrapada en mis ojos
Rojos de tanto llorar
Cuando recuerdo mis despojos.

Solo ella me calma
Cuando está dentro de mí
Sus imagenes me atrapan
En ilusiones llenas de frenesí.

Cuando acaba la anestesia del alma
Y regreso a mi cordura banal
La tristeza se adueña
De mi corazón fatal...
Por eso vuelvo a inyectarme veneno
Para poder dormir en paz.

Comentarios3

  • alicia perez hernandez

    LA DROGA QUE ESTA MATANDO MUCHOS JÓVENES. REFLEXIVO.

    • David Pech

      Efectivamente querida Alicia reflexivo y muy real a la vez buenas noches saludos.

    • Luis Mario 81

      Fuertes verdades, excelente poema. Un abrazo David

      • David Pech

        Gracias amigo, es un poema con un mensaje fuerte y con una experiencia muy turbia. Saludos y un abrazo también

      • Ángela Teresa Grigera Moreno

        Cuando acaba la anestesia del alma
        Y regreso a mi cordura banal
        La tristeza se adueña
        De mi corazón fatal...
        Por eso vuelvo a inyectarme veneno
        Para poder dormir en paz.

        un circulo vicioso del que es imposible salir. como ya te han dicho para reflexionar, huir no nos quita las penas, las hace mas profundas sumando mas desesperación cuerpo y alma sufren sin piedad
        saludos amigo

        • David Pech

          Saludos Amiga Ángela, una pesadilla que es muy difícil salir. Saludos



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.