David Pech

Bruja

Sacerdote:
Lóbrega mirada profanadora 
La que causa desdén sobre el sol
Conjuro lleno de blasfemias
Aturdidas de solemne Ímpetus.

Inmola sus deseos
Conllevado al ritual pagano
Con el pentáculo en la mano
Y su cuerpo de sacrificio.

Satanás:
Ven aquí mujer de rostro desgastado
Bésame con tu aliento feroz
Hagamos el amor...
En ésta cruel hoguera.

Bruja:
Dime esposa, mi querido hombre
Hazme tuya cuando posees
Toma mi sangre que muere
De cenizas cuando sale el sol.

No me digas amante
Dime bruja...
Aquí a tus pies estoy. 

Sacerdote:
Ven a proferir
El cuerpo ultrajado de ésta paloma
Con tus senos de pecado
Con tus manos de lujuria
Te otorgo su cintura
En el juncal de sus muslos.

Satanás:
Fiel amante de mis besos
Aquella que mis colmillos penetrará
En el pergamino de su piel
Donde sangre negra brotará.
Bienvenida... que el sabat comenzará.

Comentarios1

  • Texi

    Uppss sin palabras...
    Después de la peli, que medio vi ayer, esto es el sumun...De verdad.
    -¡¿QUE OS PASA A LOS JOVENES PARA IMAGINAR COSAS TAN MACABRAS!?

    • David Pech

      Pues creo el gusto por libros. A mi siempre ha fascinado el mundo de las brujas en términos literarios. Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.