argantonio

El sol y la luna


Aquí me encuentro solitario. Yo que siempre buscaba compañía. Dispuesto a rendirle pleitesía. Termino en soledad como lobo estepario. . . El sol es mi mejor amigo. La luna es mi íntimo espejo. Pero yo, de pecar no cejó. Menos mal que carezco de testigo. El aire mayor fenómeno viajero. Siempre dando vueltas al mundo. Evita no caer en el cenagal inmundo. Y deja en la memoria un mágico sendero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.