M.G.Ratia

CINCUENTA AÑOS DESPUÉS

I

 

Te conocí en una feria,

y nunca te volví a ver,

yo iba pasado de copas,

y tu querías beber.

Toda una vida rodando,

cincuenta años cumplidos,

pero aún recuerdo en mi pecho,

el golpe de tus latidos.

 

II

 

Yo no te dije mi nombre,

y el tuyo no pregunté,

pero besaste mis labios,

y tus labios yo besé.

Toda una vida rodando,

cincuenta años cumplidos,

mis brazos siguen rodeando,

las curvas de tu vestido.

 

III

 

Bailamos toda la noche,

bebimos para olvidar,

que a tí tu amor no te amaba,

y a mí me hacía falta amar.

Toda una vida rodando,

cincuenta años cumplidos,

nunca he dejado de amarte,

siempre he soñado contigo.

 

IV

 

Bebí el vino de tu cuerpo,

bajo el árbol del placer,

grabé el tronco con dos nombres,

dos nombres que me inventé.

Toda una vida rodando,

cincuenta años cumplidos,

sigue grabado ese árbol,

con tu nombre y con el mío.

Comentarios1

  • azulblue

    Me gusta

    • M.G.Ratia

      Gracias ¡!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.