Piñeiro

AL FINAL DEL CAMINO

 

Vagamos en medio de la noche,

perdidos en la niebla de los sueños,

recorremos el sendero de la vida,

sin temor a que puedan detenernos.

 

Una senda angosta y con barreras,

se antepone a la ruta preferida,

son obstáculos que frenan nuestro impulso,

cuando estamos afrontando la subida.

 

Tránsitamos sin descanso hasta la cima,

sorteando todo tipo de problemas,

un esfuerzo colosal y decidido,

ha de ser hasta entonces nuestro emblema.

 

Cansado llego a la meta,

rendido, exhausto y ajado,

la ruta que yo he seguido,

son las huellas que he dejado.

 

                                                     J. Piñeiro

Comentarios3

  • Samantha Sanz

    Muy bonito.

    Saludos del alma.

    Sami.

  • Piñeiro

    Gracias por concederme parte de tu tiempo. Saludos

  • alicia perez hernandez

    VERSOS HERMOSOS.
    NUESTRO ANDAR SIEMPRE DEJA HUELLA.
    SALUDOS, POETA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.