Lore Cruz

DOS ALMAS UN CUERPO

¡Tembló!, tembló el monte de Venus
Y llovieron margaritas,
y florecieron cirios en su tierra.
Transitaron matices cristalinos en sus surcos,
fraguando una laguna cándida.

La herida se hizo pura,
como canción de cuna al recién nacido,
como estribillo inédito al poeta.

¡Tembló!, tembló el monte de Venus
Y la aurora fue descanso al melancólico,
Y la noche cómplice del placer
que crecía en su ser de hombre,
de la vida efímera que dejaría en aquel campo santo.

El vino inmaculado hizo calma,
como caricia de Dios al condenado,
como el broquel intacto al guerrero.

¡Tembló!, tembló el monte de Venus
Y fue tormenta en tierra seca,
alimento a la esperanza de una boca hambrienta.

 

Lore Cruz
Madrigal de Luna
©copyright-2019
Colombia

Comentarios3

  • alicia perez hernandez

    LINDO...
    LINDO EROTISMO CON SUTILEZA
    Y BELLEZA.
    ME ENCANTÓ EL TÍTULO DE TU POEMA.
    SALUDOS LORE.

    • Lore Cruz

      La belleza de la unión de los cuerpos es un arte, y el erotismo una fina rama de esa unión.
      Nuevamente gracias Alicia por tu paso por aquí.
      Un abrazo

    • RIMUZ

      Interesante

      • Lore Cruz

        Gracias

      • Anngiels Simplemente Mujer

        ¡Tembló!, tembló el monte de Venus
        Y fue tormenta en tierra seca,
        alimento a la esperanza de una boca hambrienta.

        me encantan tus poemas, de lo mejorcito en erotismo.
        gracias por compartir



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.