Alejandro Vargas

Sonrisa

Curva magna,

que doblegas miradas, motivas suspiros.

Arrancas del mísero pecho la agonía,

la elevas y disuelves, permites la vida,

permites esperanza.

Periferia del néctar, del néctar  y muerte,

que ha prestar por un roce,

por ti desfallecen.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.