Kristian Mariano Ibarguen

Oda a la Resistencia Negra

Soy negro,

mis hermanos me engañaron,

me vendieron a europeos,

fui arrancado del África,

encadenado en barcos,

unas veces preferí tirarme al mar,

otras, resistí y llegué a la América,

me esclavizaron,

me torturaron,

pero resistí.

Huí al monte, fui recapturado;

compré mi liberta con trabajo aún más arduo;

luché por la independencia,

fui olvidado,

invisibilizado,

incluso blanqueado,

pero resistí.

Decretaron libres a mis hijos,

luego a mí,

valió la pena tanto resistir.

Soy importante, pero me invisibilizan,

a mi raza discriminan,

a mi cultura desprecian,

a mis líderes asesinan,

pero sigo resistiendo.

Aquí estoy,

aún luchando 

como lo hicieron mis ancestros,

ya no con armas, sino con la palabra,

más fuerte que nunca,

haciendo lo que hice toda mi historia:

RESISTIR.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.