Antonio Encinas Carranza

Las lágrimas de la Luna

La Luna sale como todos los días

Grande, brillante y sonriendo.

Mira a su alrededor.

 Observa con tristeza.

Y no puede contener un suspiro.

 

Llora en silencio,

Cuando le anuncian

Que los tiempos se agotan.

Que el mundo está en peligro.

 

Que hay emergencia ambiental.

Que podría extinguirse

Y que la vida hermosa y divina

Pronto desaparecerá.

 

Así como la Luna

Los demás planetas se acongojan

¿Porque no cambian?

Nos aconsejan.

Que tienen que cambiar,

Nos exhortan,

Deben mejorar para no contaminar.

 

Nos dicen que no estamos solos

Que tenemos obligaciones

También arrastramos

A nuestros hermanos menores.

 

La Luna suspira

Y llora en silencio

Y se aleja cabizbaja

Moviendo la cabeza.

Un suspiro al viento

 Y dos lágrimas mustias

Surcan sus pálidas mejillas.


Los demás planetas se alejan

Y solos nos dejan.

No quieren ser contaminados

No desean salir perjudicados.


Autor: Antonio Encinas Carranza


De: Lima Perú

  1. D. R.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.