Hugo Augusto

Incógnito

Anidas imperceptible el recinto

-vibrato de arrullo para tu sueño-.

Cual si fueras aparición silente,

vienes obsequioso en busca de dueño.

 

Habitas en tiroides sin ser huésped.

¿Hace cuánto tiempo un llanto cohibido?

Nódulo incógnito que hoy adormece

la acumulación de lo contenido.

 

Te alojas con encubierto designio

y tan sólo mi cuerpo reconoce

un rumiante en solícito exterminio.

 

¿Acaso acrecientas mi sentimiento?

Indisoluble se vuelca el destino

en que acalles mi palabra y suspiro.

 

Primavera 2019

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.