solitario del silencio

Ay...

Ay... Cuántos labios mas
mi nombre pronunciaran,
pero ninguno con tu voz.
No te veo hace tiempo.
Pero aún te pienso.
Y desconozco,
si este cruel orgullo
cederá.
Antes que sea tarde.

Aprendí la lección,
"andaba loco, andaba".
Decía.
Reías.
Estaba loco de amor
no lo reconocía.
Por no aceptar la locura interna.
Que aun poseo.
Y que muerde fuerte,
en cada recuerdo.
Loco por vos.
Loco de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.