Corsal Casoda

Canción de luna en mar menor



Quizás se eleve mi alma
cómo azules mareas,
como tú, mar en calma,
que en tu quietud ondeas.
Y rielará en tus lomos
nuestra augusta bandera,
pues tus colores somos
yo y la luna lunera.

Corone tu aureola
mis pecadoras sienes
al batir de tus olas
y al son de tus vaivenes.
Con pucheros pueriles
me meceré en tu cuna
y en los brillos gentiles
de tus claros de luna.

Y a faldas de tu traje
hay azules ramajes,
oh luna de azahar,
danzando a paso doble
en estrellada noche
de la mano del mar.


Mar mío, tus rumores
empapados de arena
cantarán sus amores,
sus goces y sus penas.
Y bailarán las crestas
de tu oleaje blanco
surcado por las gestas
de tus héroes francos.

Se ungirán con tu espuma
enjabelgadas rocas
cuyas labios provocas
en amorosa suma.
Dedicarán sus cantos
a tu azul ajetreo,
y a tu argénteo manto
las hijas de Nereo.

Las yemas de tus dedos
cortejarán sin miedo
las rosadas mejillas
de amplias playas y puertos
relamiendo sus cuerpos,
sus siluetas y orillas.

Y a faldas de tu traje
hay azules ramajes,
oh luna de azahar,
danzando a paso doble
en estrellada noche
de la mano del mar.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.