Pablo

Norte itinerante

Eres mi norte itinerante,

El meteorito que acabó,

con los sentimientos reptilianos

que tenía.

No eres un cuento de Monterroso,

Ni una Dulcinea,

Pero si eres tan real,

Que cada noche,

Me siento a escribir de ti,

Y a mi sentír por ti.

Con ello reafirmo,

Que no eres un amor de dos poemas.

 

Eres un amor de varios tomos,

Enciclopedías inspiradas,

En tu cuerpo,

En tu risa y en tu mente,

Te amo con la redundancía,

Que no memorizas y que no crees,

Pero te amo,

A pesar de que estés,

A una distancia incalculable,

Pero aún así,

Eres mi norte itinerante,

Al cual mi corazón sigue,

Y seguira a pesar de que latas,

Frente a otra cara de la luna,

Te amo mi abejita,

Con la adicción que generaste en mi,

Por probar tus mieles,

Pero te amo con la decisión,

Que merece un norte itinerante,

Como tu.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.