Diana Cosma

nuevo camino

me entierro en esta semilla

que mide una sola gota

de esperanza maloliente.

 

las raíces de dolor

que tardaron años en crecer

dentro de mí

ahora se sumergen

en el barro blando

 

como valientes mimosas

en el jardin de mi presente:

sin ninguna garantía

que en algún barranco del tiempo

el sentido de su existencia

vaya a florecer y perdurar.

 

camino con desconocidos

en el no saber

como si fuese una selva

a la que estoy aprendiendo

amar:

 

la traición también

puede saber a milagro

después de llorar´

lo suficiente

 

tal como la tierra

húmeda de pensamientos disueltos

huele a alma de fénix

después de llover.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.