racsonando

"La carta"



 

Un barco está seguro en el puerto, pero para eso no son los barcos (William G.T. Shedd)

 

 

LA CARTA

Cuando las palabras sean más tuyas y mías, y de todos

-Porque las palabras cuentan-

Escribiré una carta de palabras nuestras

en cada rincón del cielo, en un pedacito de luna,

sobre el sedoso fango de los días negros, en la brisa que nos llega tarde,

en la arena que sufrió puñales, en la caracola que olvidó su historia,

en el caballo que perdió sus alas, en el agua que no fluye clara,

en la lluvia cada vez más ácida.

Escribiré una carta porque sí y escribiré una carta por qué no,

en el dorso de tu cansada espalda, en lo profundo de tus ojos claros,

en el callado buque de tus manos, en el espigado arado de tus piernas;

en el revés de éste, nuestro corazón de amagos,

en el sedoso bosque de tu lengua,

en el bostezo que anaranjó tu boca y en los hondos pliegues de tu piel más negra.

 

Cuando las palabras sean más tuyas y mías, y de todos.

                                           -Porque las palabras cuentan-                

Escribiré una carta, así la llamen de palabras necias.

sobre el hastío y el desaliño de las puertas,

 para el terco entramado de las tuercas,

en el vaivén de todas estas horas muertas, para el niño que olvidó la escuela,

a la madre que le piden fiesta después de usar su larga bata negra,

a los viejos gallos que no dan pelea;

al siempre rico de la solapa puesta y a su hijo que nada lo espolea,

 al niño pobre que se llevó la guerra, y a sus flores mustias del que nunca llega.

 

Cuando las palabras sean más tuyas y mías, y de todos.

            -Y como ya sabemos que las palabras cuentan-

 Escribiré una carta con palabras nuestras

con el pan cansado de la ahuecada mesa,

para el rubor extinto de una alumbrada espera:

en tus pasos lentos y tu sombra nueva,

para el yo te amo y a tus infinitas quejas,

a la interminable vela y a su inhumana esperma.

 

Cuando las palabras sean más tuyas y mías, y de todos

-Porque las palabras cuentan-

Escribiré una carta de palabras nuestras.

Escribiré una carta porque sí.

Escribiré una carta por qué no,

con los mismos recovecos de un poema.

Racsonando ando

 

Comentarios7

  • YA SABES QUIÉN...

    La educada pluma es capaz de tocar la mas intima hebra con pasión

    Que salte y vuele el corazón al corazón

    Un halago

    A tan delicada y magnifica
    Creación.


    HECTOR ADOLFO

    • racsonando

      Hector Adolfo, que grato es saludarlo, vaya mi apretón de manos y abrazo fraterno desde la distancia. Luego de esta ausencia haré los honores respectivos pues tus letras alegran e incentivan a nobles ideales. Apreciado y enaltecedor comentario.
      Muchas felicidades y éxitos en vuestras correrlas literarias

    • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

      Excelente regreso, compañero.

      La poesia desnudada en una carta.

      Felicidades.

      Un fuerte abrazo.

    • racsonando

      Mi caluroso saludo y abrazo fraterno. Ausencia no es olvido, y no se puede olvidar el espíritu que alienta y que es a bien querido. Mil gracias Fabio por tu tiempo y apreciaciones.
      De nuevo mi abrazo y buenos deseos en todas sus lides.

    • liborio cantillo

      estimado amigo un saludo especial desde estas tierras cucuteñas, palabras que cuentan para inspirar el alma en ese paseo donde se recrea la poesia pura.
      abrazos cordiales

    • racsonando

      Sentido abrazo y mis agradecimientos por tu cercanía a estos espacios que llenan y alimentan nuestras inquietudes literarias.

    • boris gold

      Buenísimo, me encantó.
      UN ABRAZO

    • racsonando



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.