ubik

LOS PELDAÑOS DE LA FLOR MÍSTICA

La corteza de los besos

es un estupefaciente del Karma

en mundos consumados

por la inteligencia artificial

 

el ojo en vilo de la brisa

un hilo de vida hilvanándose

cada vez que se pierde pie

 

descabelladas cábalas 

y salivas incandescentes

moran en el arpa del deseo

 

música solar 

que reclaman para sí

las copas de los árboles

 

 órbitas de  satélites

anegando  la profundidad mineral

de la encarnación

 

llama que suspira 

por una muerte cristalina 

más allá de la ceniza

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.