Josefina Bravo

¡PONERME EN LAS MANOS DE DIOS¡

 

I

En esta preciosa madrugada

Mi alma a ti te alaba

¡Oh precioso creador¡

A ti rindo honra y loor

Gracias por la excelente labor

Que tú has hecho en mí existencia

Porque ante de mi nacimiento

Tú conocías mis pensamientos

Y cambiaste mis sentimientos

Con tu amor puro e inmutable

Me enseñaste lo agradable

Que es estar bajo tu abrigo

Y si tus estás conmigo

A nada y a nadie temeré

Porque delante de mí siempre va

¡Jehová de los Ejércitos¡

II

¡Ponerme en las manos de Dios¡

Fue el acto más acertado

Que he tomado en mi existencia

Porque en tus potentes manos

Doblegaste al oscuro barro

Y con tu amor y tu paciencia

Me moldeaste a tu conveniencia

¡Oh maravilloso creador¡

Y en el fuego me pusiste

Para quitar todo el oprobio

Que afeaba mi interior

Llore y gemí muchas veces

Durante este proceso

Pero en ti puse mi confianza

Mi fe y mi perseverancia

¡Oh maravilloso alfarero¡

III

¡Hoy te invito a proseguir¡

Jamás te dejes sucumbir

Por los tropiezos del camino

Es hora que dejes en las manos del altísimo

Aquello que tú ves muy  lejano

Porque para ti es  imposible

 Pero entiendes de una vez

¿Que no es lo que tú puedes hacer?

Con tu empeño y con tus fuerzas

Pronto veras las grandezas

Renacer a tu alrededor

Si dejas que el señor

Transforme con su poder

La situación más cruel

En un verdadero milagro

ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA

 POETISA DE JESUCRISTO

 EL BAÚL-VENEZUELA

23/04/2.019

05:35 a.m

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.