Pablo

Los dos rompemos juramentos

Los dos rompemos juramentos,

Para saber del uno del otro,

Tal vez eso no sea amor,

Y solo sea,

La más hermosa conexión,

Entre nuestras almas,

Algo difícil de creer,

Como los agujeros negros,

Que provocas con tu silencio.

 

Tal vez no nos amemos,

Y solo sé extrañen nuestras almas,

En esta temporalidad,

Que se torna eterna,

Desde que no estas,

¿Pero yo a quien engaño?,

Si amo tu risa escandalosa,

Tu cabello rebelde como mi pueblo,

Tu pie pequeño y hermoso,

Tu méñique de la realeza maya,

Tus remolinos que te guían,

Por los vientos libres,

Tan libres como tu.

 

Yo te amo,

Con la seguridad.

Que siento en este momento,

Al teclear en estas horas,

Esté sentir;

Que tal vez,

Lo dejes solo en estos textos,

Por tu falta de sinceridad contigo;

¡Pero yo!,

No me canso de redundar en mis palabras,

¡En mis sentimientos!,

Porque son tan míos y tan tuyos,

Como la sinceridad con la que te escribo.

 

Yo te amo,

¡Y porque lo sabes!,

Es porque rompemos juramentos;

¡Porque sientes!,

La conexión de nuestras almas,

Yo te amo,

Con el orgullo que mereces,

Como mi musa,

Como princesa,

Pero te amaré siempre,

Con la libertad de tus vientos.

 

Y por eso rompemos promesas,

Para saber del uno del otro,

Al final,

Es lo que apacigua la sed,

De nuestras almas,

Porque esa conexión,

Requiere certeza,

De saber si estamos bien,

O si fingimos,

Para hacernos sentir bien,

No repetiré lo que ya sabes,

Porque mi sinceridad itínerante,

Se plasma en todas las letras,

Que has inspirado.

 

TE AMO XUNÁN

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.