Hermes Antonio Varillas Labrador

“Sin escándalos ni ruidos”



“Sin escándalos ni ruidos”

 

Te escribiré un sencillo poema

alejado del smog y mundanal ruido,

que empiece como inefable secreto

en uno de mis favoritos conticinios.

 

Conticinio de afectos sin palabras,

sin declaraciones, ni sonidos,

y culmine haciéndonos el amor

sin tantos jadeos, ni gemidos.

 

Con caricias en voraz discreción

en un erotismo los dos redimidos,

fusionados en armoniosa comunión

solo en un apacible hermetismo.

 

La seducción será circunspección

que no necesitaremos testigos,

testigos sólo serán el misterio

y la tranquilidad con su mutismo.

 

Nuestro premio el sosiego y la paz

sin reservas, momentos tan divinos

y después de tan ardiente entrega

muy vehemente en lenguaje mímico,

pedirás un instante de receso y reposo

sintiendo mi piel como cálido abrigo.

 

Tan apasionado que exclamarás

llena de orgasmos los sentidos:

 

“A donde nacen los sonidos del silencio

quiero irme cuando quieras contigo

y no regresar más, que si regreso

volverlo hacer sin tanta prudencia ni sigilo.

 

Hermes Varillas Labrador

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.