Liiseth67

¡Lamentos de un amor perdido!

Te has vuelto una tormenta imprevisible,
enterré mis miedos 3000 metros en las profundidades de un mar en calma,
y solo bastó que surfearas como especialista
por las sales de mis aguas,
aflorando algas angustiantes
que me hunden en mi eterna realidad.

Concluyo que aceptar nuestra ruptura,
no ha sido más que un espejismo
en mi débil intento de escapar
de este arido desierto en el que no
encuentro un poco de paz.

Mi cuerpo obedece a mi cerebro
en sus impulsos mal gastados,
liberando hormonas inservibles
provocando calma a tu lado
cuando solo es dolor disfrazado
en momentos instantáneos de felicidad.

Dos detalles por agradecerte tengo,
y son sinónimos de mi inspiración poetica,
tu tiempo para amarme cuando no lo merecía 
y este desprecio que me estruja hasta
hacerme llorar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.