frankcalle

EN CADA NOCHE VIVIR UNA VIDA

Duele ver

que el mundo muere cuánticamente

cada día;

que la vida se acabará

inevitablemente mañana,

para existir quizás según su karma.

 

Pero duele ver

que millones de personas han vivido

y fallecido,

sin penas ni glorias

durante milenios;

y que sin glorias y muchas penas

viven hoy millones de seres

de incierto destino.

 

¿Saben que quizás hasta Dios,

aburrido de perder el tiempo

con una humanidad sin sentido,

se ha cansado

y se ha ido?

 

Eso explicaría  su dilatada ausencia,

en momentos en que tal parece que Dios

nunca ha existido.

Explicaría quizás hasta lo inexplicable:

tener que morir, para renacer;

tener que renacer, para poder vivir.

 

Si, amor,

duele mucho ver

que el mundo muere cuánticamente

cada día,

y es una lástima,

porque nada podemos hacer para avisarles,

nada podemos hacer para salvarles,

solo seguir amándonos cada noche,

y en cada noche olvidar

que el mundo se acabará algún día.

 

Vamos a seguir amándonos hasta siempre,

vamos a seguir viviendo cada día,

y en cada  noche, pase lo que pase,

vivir  una vida.

                     Frank Calle (22/ene/2019)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.