Roberto de la Torre

Café literario

Amor, vamos a los libros

que ellos no vendrán por nosotros.

Vamos juntos de la

mano, aun libres, atados,

hay libros por doquier,

sobran las palabras, faltan

los poetas.

 

Amor, libros de amor, de sueños,

de locos recuerdos;

como los tuyos, como los míos,

colmados de esperanza.

Libros hojeados por tus manos,

acariciados por las mías,

juntos, apretados,

llenos de besos de felicidad,

besos que escriben libros.

 

Amor, libros, y más libros,

aquí en el Café Literario,

donde se escribió el amor,

en páginas colmadas de ti

y terminadas en mí.

No una, ni dos, ni tres,

si no varias letras, muchas,

poemas enteros de besos.

 

Escrituras de tus labios en mi boca,

respuestas de los míos a los

tuyos.

Tus manos, tus manos,

como pluma en mi espalda,

tallaron cuanto nos amamos,

más que nunca, más que siempre,

tallaron con lágrimas mi pecho.

 

Amor, escucha a Isabel, Lorca,

y esos alocados versos

que nos observan,

que aseguran que el amor

ha llegado para quedarse

dormido junto a ti,

como todo amor,

algún día se acabará.

 

Amor, no son libros,

son más que libros,

son testigos, cómplices que enmudecen,

que ocultan el secreto entre

tu y yo…en ese Café Literario.

Comentarios1

  • anbel

    ¡Que lindo!, me ha encantado. Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.