Baruc J. De La Torre

Los Lagos

Con está mortal ternura con la que callas

Haces que mis ojos te sigan, a donde sea que vayas

Yo solo te miro, miro los lagos, insondables y oscuros lagos.

Que hacen que estos tragos sean edulcorados, como los besos de dos enamorados.

Que caen beso a beso, con embelesos en exceso.

 

Nos miramos sin decirnos nada, sonreímos y sentimos la corazonada

Siento tus latidos, el respirar de tu vientre.

Te siento, me sientes, nos sentimos indudablemente.

 

Te vuelvo a mirar, porque no sé hacer otra cosa más, mas que desearte, admirarte a profundidad.

Amarte...

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.