Santiago Miranda

En destrucción

 

Constante, en construcción inútil
Uno, mis piezas deshechas en el crisol
Del día en la fuente de la noche: en el horno
Del amor, reuno tanta parte fragmentada de ruina
Me digo; yo soy, estoy, yo o/y el que por mí habla
Es necesario desnudar las fuentes, no de uno
Tanto como el que va dentro, él o qué, ella o nada
Desarmar el mecanismo forjado por siglos de relaciones
La palabra comanda, rígidamente persiste en su signo
Herido, significado inequívoco de significar uno o lo mismo
Remover la máscara de la emoción que comunica
Lanzar los lentes del deseo, al vacío, y la lengua quemada
Bajo construcción constante destrucción indómita
No es posible un paso sino el otro, lo mismo que cualquier
Camino al caminante un paso a la izquierda y luego
A la derecha y solo así hacia adelante



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.