Silvia del Valle Suarez

Hoy llego ella


no voy a abrir la herida re memorando lo que la amé,
como ardió en la piel su adiós,
como fatigada mí respiración
auxiliaba su recuerdo embravecido corriendo por mis venas.


En el bosque  el viento nos quemaba en las tierras del deseo,
donde cada noche el fuego nos pertenecsa,
Amaras de sentimientos comunes Cómo llanto desconsolado,
Pasión ardida,
Irá indomable,
alegría fingida,
tristeza de una vieja herida.


Eva Estella Parejas Manzanal



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.