-CG

A mis dulces casi 16 - Poema N. 2

¿Qué si la extraño?
Tal vez; cómo todos, cuando alguien se va.
Pero ahora te tengo a ti.
Qué si ella no tiene mucho que se alejó de mí, claro que es así; pero hoy tu eres quien está aquí.
¿Qué si te tengo que conocer?
Tal vez, cómo todos cuando ven algo nuevo
Pero te veo tan semejante a mí.
Qué si eres igual a mí, no; no es así, lo que sucede es que te quiero convertir en parte de mi.
¿Qué si me vas a conocer?
Tal vez, pero como la mujer honrada, no tengo historia.
Qué si me quisieras conocer, ahí están mis poemas, tengo un lote de saliva y rimas, ahora sólo queda en ti para que los puedas ver.
Y como lo dijo nervo: "he sufrido, cómo todos y amado lo suficiente como para ser perdonado"
Este no es un poema, ni mucho menos una historia.
Estas son letras para animar a escribir un libro que contenga narrativas con tu nombre y el mío.
Te he encontrado, sin siquiera buscarte y a estas alturas no se ni que quiero contigo; pues eres a quien quiero de mi pupilo, también eres esa persona que me anima a escribir versos de amor sin sentido; como loco enamorado de algo perdido, quizá sea porque aún eres algo desconocido, pero cuál garbo yo a ti te miro pues eres la andoba con la que sueño que respire junto a mi oído.
¿Buscabas un poema?
Ahí está.
Y ya casi para finalizar quiero complementar: que sí eres alguien que quiero conmigo, por eso la intensidad con la que te escribo. Pues mujeres como tú hacen que me olvidé de todo lo que he sufrido y sin la necesidad de ser perdonado yo solo te pido, que conozcas a este individuo, ignoto pero con un amor que le gana a cupido, con letras que no llegan a más allá de tu ombligo, sino se quedan en tu pecho, en algo de músculo que bombea fluidos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.