Oscar Lugo

El amor verdadero

El amor verdadero,

yo lo conocí,

cuando en un madero,

Jesucristo murió por mí…

 

Sí, me amaste tanto,

que tú, Padre Santo,

diste a tu Hijo Amado,

para cubrir mi pecado.

 

Es la luz que resplandece,

en mi condición imperfecta;

la muerte de Jesús me ofrece,

 la perspectiva de vida eterna.

 

Jesucristo bajó para salvarme,

lo sé muy bien;

y también para enseñarme,

lo que es realmente es la fe.

 

Perdóname, por favor,

por olvidarte, mi Señor;

cuando hablas, no te hago caso,

y te ofendo en lo que hago.

 

Cuando alguien te mira,

solo es en una negra situación;

eso resulta en una herida,

para tu corazón…

 

Cuando viene el peligro,

existen Dios y  Jesucristo;

en la angustia y la adversidad,

nos acordamos que podemos orar…

Todo esto, no debería pasar,

todo esto, debería cambiar….

 

Quien amó a la humanidad,

nos ofrece libertad

nuestro Dios Jehová,

quiere te tengamos su amistad.

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.