Viviana Vásquez.

Punto de quiebre.

Construir duele, crear cuesta, permanecer quiebra. 

Cuándo voy a llegar a descansar a una playa, qué día voy a dejar de ser un náufrago; llevo mucho tiempo navegando, voy cansada, harta de tantas olas que golpean mi barca y de situaciones que amenazan con hundirme, siento que no puedo, no quiero remar más, pero si dejo de hacerlo la corriente me arrastrará sin piedad a lugares de los que me costó salir, me quiero rendir pero mis ojos están expectantes y ansiosos por ver un final diferente, y hoy no puedo, no soy capaz, pero mañana saldrá el sol nuevamente y los rayos agobiadores serán un nuevo motivo para no desaparecer. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.