Panda37

La desesperación

Por qué arde y quema mi garganta,

cuando las lágrimas traicioneras

ansiosas desean marcar mis mejillas

con su camino sinuoso

y dejar el sabor a mar

en mis labios temblorosos.

 

Por qué el camino que lleva aire a mis pulmones

se cierra, colapsa de repente

y siento, como dos manos en mi cuello

desesperadas intentan atrapar,

aquello que falta para volver a respirar.

 

Las lágrimas traicioneras

nublan mis ojos y los manchan,

se manejan y van dejando

huellas a su antojo,

en los valles desolados, abandonados

de mis mejillas y labios nerviosos.

 

La voz

¿Acaso es cobardía?

no te manifiestas,

ni con gritos o alaridos,

qué decir de los susurros y murmullos,

simplemente se ausentó,

me abandonó a la suerte

del aire perdido

y las lágrimas traidoras.

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    INTENSIDAD DE BELLOS VERSOS.
    PLACER PASAR POR TUS LETRAS.
    ABRAZOS Y SALUDOS.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.