Julio Noel

Luminosos amaneceres

Luminosos amaneceres

que bañáis en luz la alameda,

dejad que mi alma vuele al cielo

libre en pos de la última estrella,

que acaricie el intenso azul

de la más elevada esfera

para lavar en su cobalto

mis alegrías y mis penas.

Dejad que mi alma vuele al cielo,

entre la claridad más bella,

para besar en lo más alto

el azul puro de mi tierra.

Luminosos amaneceres

que bañáis de azul la alameda,

dejad que mis sueños se llenen

de vuestra luz brillante e intensa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.