LUIS ADONAY VENEGAS LEYTON

Tejidos sin olvidos...

 

Tejidos sin olvidos…

 

Entramado ansioso de vida y vuelo,

pasos sumados

huella oculta,

entrega entera

perdida entre los sueños…

Hojas cayendo en otoños repetidos

que quietos esperan primaveras

para revivir ansiosos tejidos

señeros y pintados

en lucha diaria

con hebras de plata y azucenas

creciendo en el jardín del tiempo…

 

Bocetos y pinceladas diversas

que saltaban como chispas

de un gran bracero

con encendidos leños

y milagrosos carbones

que apuraban su calor abierto

justo y oportuno

para todos

sin distingos

y sin olvidos…

 

Fue así como la violeta silvestre

que escondida en el bosque

se hacía perenne

para ser buscada entre las sombras vecinas

cada año

creciendo  en desafíos

silenciosos,

para no olvidar los puntos

de ese entramado que se iba tejiendo

para descubrir la vida

y sentirse parte de un juego

infinito…

 

Contrapunto y encuentro

entre los seres vivientes,

las cosas, los hechos,

la gente, los insectos,

los pájaros, los animales,

el cielo, el sol, la luz,

mi río, la noche, las estrellas,

mi perro, mi pudú,

“la Llolle”, mi caballo cojo,

la fantasía, el pececito rojo

de la quebrada mágica,

los crepúsculos de arco iris

o simplemente los tiempos infinitos

de mi gaviota azul. iniciando vuelos

cuando conocí el mar

y me invitó a volar alguna tarde

protegido por las sombras y luces

de la cumbre de los sueños.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.