Ximena Morales

PLUMA LIVIANA

Comienza el día de la vida,
ves a todos sonrientes,
te saluda la alegría
pero eres indiferente.

 

Te pesan los hombros,
ves el cielo gris,
en tu mente mil ideas,
de dejar de sufrir. 

 

Llegas al edificio,
donde trabajaste a diario,
saludas a la gente
algo que es extraño.

 

Subes a la azotea
en lo alto de 40 pisos,
dices tus últimas palabras,
a la vida y al olvido.

 

Te sientes cual pluma liviana,
eres como el pajaro que solías pensar,
ya no te detiene nada
ni el dolor que te impulso a brincar.

Comentarios2

  • Rodrigo A. Alvarenga

    Verlos a todos sonrientes, más cuando se está en la mierda, grisea cualquier idea.

  • Lualpri

    Bajón .
    Depresión.
    Falta de autoestima.
    Sin colores.
    Sin sueños.
    Sin deseos.
    Sin ganas.
    Mil pájaros volando dentro del cráneo y ese deseo de brincar hacia la nada misma.
    Todo es un sin sentido.
    Todo es negro.
    Todo es olvido !



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.