nando_barra

asesinaronle al hijo de sus entrañas...

abrieronse las puertas eternas

para recibir a aquel pobre infante

que fue asesinado de una manera tan perversa,

despiadada y cobarde;

 

Dios hizo un hueco en su pecho

para cobijar su alma tan tierna

que malditos arrebataronle su vida

sin remordimientos de conciencia.

 

su sangre se virtio como un rio carmesi

y su inocencia se extingio junto con su vida;

una madre solloza desgarradoramente infeliz,

asesinaronle al hijo de sus entrañas, al fruto de su vientre

y los ruiseñores entonan endechas para ella

en este ocaso frio y gris.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Tristisimo Nando...llevaste a tus versos, la peor de las angustias .-
    Me conmoviste.-
    Un cariñoso saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.