Catelgood

En Nombre Del Amor...



En nombre del amor odiamos lo que somos
En su nombre hacemos juramentos terribles,
tan grandes como coliseos, o más pesados.
Juramos para toda la vida, casi insensatos
y dos días después nos levantamos hartos
De una cama que nos cubriera de celosía
y nos ofende de rutina al despuntar el día.

En nombre del amor buscamos y encontramos
Motivos para estar felices y acompañados
Y luego de un rato, estamos empalagados
y nos recluimos aislados, tristes y solitarios
Imaginamos una plenitud sin sobresaltos
Y en el primero de nuestros desencuentros
anunciamos solemnes que todo ha terminado

En nombre del amor demandamos ser amados
como a nosotros nos place, como imaginamos
y mañana nos ofende lo que ayer amábamos
Y pedimos que cambie lo que tanto buscamos
siendo con el otro amante, exigentes y tiranos;
Si nos complacen, son aburridos y apocados
Si nos enfrentan, insolentes y mal educados

En nombre del amor te pido, alma mía
que me mires, que me tomes de la mano
que te dejes convencer, por un sólo día
y me convenzas a tu vez, como cotidiano
intento pacto de amor por no nombrarlo
Tenerlo siempre como recurso guardado
para cuando falte un te quiero… es decir… a diario.

Comentarios1

  • Diafana

    Te miro, me imagino tu mano en mi mano
    y me convence el caminar a tu lado
    Sin nombrarlo, sin siquiera recordarlo
    Sólo enunciando "te quieros" a diario...
    Qué lindo lo último, qué cierto lo primero... que lindo todo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.