Gonzalo Ramos Aranda

Querido, Alberto Cortez

“Lleguen, mis versos . . . a dónde estés.”

El gran Alberto Cortez
escribió, con sensatez,
a todas aquellas cosas
de la vida más hermosas.

Con simples, no complicadas,
metáforas educadas,
para un árbol, para el alma,
a “Las moscas”, muy en calma.

Estudió en Conservatorio,
musical adoratorio,
compuso, bien, sin premura,
las “Miguitas de ternura”.

Construyó, al fin, sus “Castillos
en el aire”, asaz sencillos,
“Aromas”, fueron sus versos,
de métrica, rima, intensos.

Aconsejaba, pensante:
“Camina siempre adelante”,
caviló, filosofando,
“Andar por andar, andando”.

Sin ser de aquí, ni de allá,
ni de acá, ni de acullá,
recorriendo el universo
musical, de modo terso.

Fue, “La Voz de la Amistad”,
un artista, de verdad,
le gustó el número tres
al fiel Alberto Cortez.

Que linda la melodía,
aquella: “Como el primer día”;
cientos fueron sus creaciones,
benditas, todas, canciones.

Interpretó a otros autores,
a excelsos compositores,
de Atahualpa, de Cabral,
fue su amigo, leal, formal.

Ganó cuatro Discos de Oro,
un Grammy, el mejor del foro,
gentil, trovador viril,
fallece este mes de abril.

“Cuando un amigo se va”,
mucha tristeza nos da,
más, si el amigo es cortés,
igual que Alberto Cortez.

Quien, por hoy, así termina
su vida, genial, genuina,
cumpliendo todas sus metas,
de luto, están los poetas.

La pena, invade a Argentina,
toda . . . América Latina, 
España, Francia, el mundo,
México, en dolor profundo.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 04 de abril del 2019
Todas las palabras que aparecen entrecomilladas, excepto: "Lleguen, mis versos, . . . a dónde estés" y “La Voz de la Amistad”, son títulos de canciones de la autoría de Don Alberto Cortez . . . 
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Comentarios1

  • Yolanda Barry

    excelente homenaje a un magnifico poeta cantor Descanse en paz.

    • Gonzalo Ramos Aranda

      Muchas gracias, Yolanda, por su amable atención y tan positiva opinión. Saludos afectuosos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.