Pablo

Miel versada de Xunan

También tengo insomnios y ansiedad,

Los míos son con rostro de princesa,

Y con miel versada de xunán,

Tengo insomnios por dibujar,

Su cabello rebelde en el aire;

Tengo el alma condenada por la suerte,

Que portán sus dos remolinos,

Pero yo la amo,

Por que tengo la suerte de que me ama,

Con el corazón completo,

Pero con las dudas que generán la distancia,

Y las sonrisas que provoca su alma,

En las vidas que toca.

 

Yo la amó con su meñique pequeño,

Yo la amo; 

Amo cada vez que conversa conmigo,

Mientras le acomodo el píe luxado,

Por tanto bailar o correr por la vida;

La amo por su valentía y coraje,

Por su ternurá de niña,

Y su pasión de mujer.

 

La amo por su miel versada de Xunan,

Por su acento de yucateca, 

La amo porque sus manos,

Crean sonrisa y vida en cada cosa que toca,

La amo como las canciones de guitarra,

Que me inspiran su risa,

Amo y extraño,

La sensación de su mirada sobre mi,

La amo como el pensamiento itinerante,

Que dinamiza mis días, mis noches y mis sueños,

Amo su miel versada de Xunan,

Como la medicina que apacigua mi alma.

 

TE AMO MI XUNAN

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.