JSDaleman

Niña hechicera

Nunca creí

en las brujas

ni cuentos de hadas.

 

Pero cambio todo

eso al topar me

con tu mirada.

 

Doncella de fino perfil,

con mirada perdida

y sonrisa de marfil.

 

Al verte

pusiste en mi

un hechizo sin fin.

 

Ahora solo deseo tus labios carmín,

solo busco esos ojos de jaspe café,

esa figura de pura ternura.

 

Di pequeño ángel

que me has hecho,

ya a ninguna otra mujer

puedo llevar a mi lecho.

 

Si pienso en la belleza

tu imagen es la primera

que llega a mi cabeza.

 

Joven ladrona,

devuelve mi cordura

regresa mi alma

antes del alba.

 

Rompe tu hechizo,

este cruel maleficio

deseo terminar este suplicio.

 

Muñeca que mira como estatua,

con tu silencio mortificas mi alma,

hieres mi piel con tus palabras

como el aire hiere a una llama.

 

Acaba con este jugo,

déjame probar de ese fruto

o quítame este embrujo.

 

Permíteme hacer míos

eso ojos furtivos,

entrégame esa

figura de muñeca.

 

Si no rompes tu hechizo

te pondré el mío,

serás atrapada

en esta red de palabras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.