Rafelito

¨SED POR TUS OJOS¨

Como toda incógnita al nacer

nada resulta tan peculiar y esperado,

que el color de ojos del recién nacido.

 

Si son de color azul o verde

no hay duda que la satisfacción

ronda los matices de alegría familiar.

 

Es en tu caso que esas ventanas,

no solo te lanzan al mundo

por ellos todos nos lanzamos a ti.

 

Flechazos que al parpadear

hacen enmudecer lo esencial

para colmar suspiro pasional.

 

Leer tras ese hermoso brillo

todo tu físico e interior

solo lo provocan tus ojos

de los que se siente sed.

 

Ya saciada con tu presencia

me ahogo beber tu mirada

converso con mi almohada

si mi sed es por tu ausencia.

Marzo/2019



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.