Pyck05

UNA VEZ TUVE QUINCE AÑOS...

Una vez tuve quince años
y no los puedo olvidar,
porque fueron diferentes
entre el principio y final;
acabados los estudios
me dediqué a trabajar
en fachadas y tejados
con mis manos de cristal,
pero fue por poco tiempo
y cambiaron de lugar
al mostrador y oficina
de una empresa sin maldad.
Era un banco solidario
donde pude comprobar
las miserias de los hombres
por cambiar su capital,
allí se compra y se vende
lo que existe y es audaz,
hasta la vida, en momentos,
por ambición y maldad...

Pero pasaron los años,
esos quince del refrán,
y ahora llegan los recuerdos
de aquel tiempo tan atrás,
porque además del trabajo
hubo bailes y champán,
con sentimientos diversos
y princesas para amar.
Pero los sueños son sueños
y son parte del ritual,
de enamorar a los niños
y encandilarles sin más;
así se pasan las horas
elevando hasta su altar,
a la musa de unos versos
que se esfumó en el marjal
y allí se queda el muchacho,
con sus quince en el sofá,
no entendiendo ya a la vida,
ni del amor, su puñal...

"...Una vez tuve quince años
y ahora miro y ya no están,
los dejé lejos, muy lejos,
atrapados por la edad,
y con ellos se quedaron
mil recuerdos de ultramar,
hoy cenizas y rescoldos
con la espina de un zarzal..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/19

Comentarios4

  • Maricel peña

    ¡Nostálgico, hermoso poema Rafael!

    • Pyck05

      Gracias Maricel.
      Saludo.

    • dayasifon

      Cuanto yo tenia quince ! Aunque no han pasado mucho recuerdo que mi mundo el arte era todo y no había nada más.

      • Pyck05

        Todos hemos pasado por momentos parecidos, dayasifon, ¿no crees?. Lo bonito es recordar siempre esa época.
        Un saludo.

      • Yamila Valenzuela

        Cuanta nostalgia, pero un hermoso poema.
        Apapacho!

        • Pyck05

          Gracias Chachi.
          Un abrazo.

        • Lualpri

          Remembranzas de un ayer.
          Muy bueno.

          • Pyck05

            Gracias Luis.
            Un abrazo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.