Diego Invierno

Texto Embarrado

 

Existe un desierto que no debe
nombre a las masas de arena,
ni a vidas vacías que enciendan
las velas,
ni al polvo de huesos,
ni al huerto de cactus tiesos;
tan muertos por fuera
y tan húmedos dentro,
casi parece que te tuvieran ganas...

 

Donde los camellos
no pasan veneno,
el veneno son ellos;
donde los espejismos
por falta de agua
son un nivel menos
p'al flujo de magia,
pa' oír su goteo...

 

Raíces tan largas
de metros y metros
que soportan rezos,
tormentas,
la tierra y el cielo;
y todo ello se funde
en un nido de miedo,
tan muerto por fuera
y tan húmedo dentro,
casi parece que te tuviera ganas...

 

Hay un agujero
y un zulo embarrado,
donde caben todos
los cuerpos que entraron,
donde se mueven solo
de vez en cuando,
cuando oyen llegar
alguien que está bajando...

 

10/3/19

Comentarios2

  • boris gold

    Buen poema..
    Un abrazo

  • Diego Daniel Ulloa

    Me encanta el sabor a copla que tienen tus estrofas!!! De veras chaval, eres lo mejor que he leído en este sitio (por ahora –vale decir). Espero que te guste algo de lo que he puesto yo… y humildemente te invito a que me des también tus opiniones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.